Un importante prerrequisito para que hombres y mujeres trabajen esta temporada combatiendo incendios es estar altamente capacitados. Para ello, más 2 mil 500 brigadistas de las empresas forestales han pasado por un proceso de selección y capacitación.

Teniendo en cuenta que la seguridad es indispensable al momento de enfrentarse a un incendio, la primera etapa a la que se enfrentan quienes quieren ser brigadistas, es un proceso de selección, que incluye evaluaciones física, médica y entrevista sicológica, destaca la nota publicada por Corma.

Posterior a la selección, se inicia formalmente el curso de capacitación que permite al trabajador forestal interiorisarse en las áreas de seguridad, comportamiento del fuego, tipos y etapas de combate, proceso de combustión, uso de herramientas, y en especial, un buen trabajo en equipo, como por ejemplo con los pilotos de combate que trabajan desde los helicópteros y aviones, entre otros.

El presidente de Corma, Juan José Ugarte, señaló que “nuestro trabajo para enfrentar de manera exitosa esta temporada que se avecina, pasa por actividades de prevención y la alerta temprana, pero también y muy fundamentalmente, en el combate de incendios con un aumento en un 17% de brigadistas en relación a la temporada pasada, con todos los controles físicos, médicos y sicológicos, para poder enfrentar estos peligrosos momentos que significan el combate mano a mano con los incendios”.

Por su parte, el líder del Comité de Protección de Corma, Ramón Figueroa, manifestó que “es fundamental que estos trabajadores estén plenamente capacitados para este trabajo, por ello las empresas ponen mucho énfasis en la selección y capacitación. Para nosotros es fundamental proteger la vida de todos ellos, y poder finalizar la temporada con la dotación completa”.

Cada brigada forestal está integrada por al menos 7 miembros y el 30% de ellos debe renovarse anualmente, de ahí la necesidad de fortalecer esta instancia de certificación de conocimientos, que además se complementa con cursos de actualización cada tres años, para quienes ya pasaron por este proceso.

Aumento de las dotaciones

La empresa Arauco esta temporada tendrá un contingente de 1.350 brigadistas que combatirán siniestros desde la Región de O´Higgins a Los Lagos. Dentro de esta cifra, destaca un aumento del 20% de brigadistas silvícolas, personas capacitadas e implementadas para liquidar incendios ya controlados por brigadas profesionales.

Por su parte CMPC tendrá una dotación de 1.000 personas destinadas al servicio de la prevención y combate, quienes se capacitaron hace meses, profundizando en la especialización de cada uno de ellos.

El subgerente de Protección Forestal de CMPC Bosques, Osvaldo Vera, indicó que “las capacitaciones a brigadistas en nuestras bases de combate tienen como principal objetivo resguardar la seguridad de nuestra gente y reforzar los contenidos teóricos y prácticos para enfrentar incendios. Las tareas de prevención las hemos trabajado durante todo el año en ámbitos, silvícolas, educacionales y en conjunto con nuestros vecinos”.

A su vez, Francisco Acevedo, jefe de Protección de Masisa, contó que esta empresa incrementó en un 5% el número de brigadistas en relación a la temporada 2017-2018. “Nuestras operaciones las realizamos entre las regiones de Maule a Los Lagos, mediante la gestión directa del programa y también asociada con otras empresas, como es el caso de la región de Los Ríos y la provincia de Arauco”.