(La Tercera) Al inicio de una nueva temporada de mayor riesgo de incendios forestales, desde el mundo público y privado ya se ha desplegado una “armada” de aparatos de distinto tipo que está preparada para combatir los siniestros. El escenario que enfrentarán no será fácil, debido a que los pronósticos de las autoridades apuntan a que durante 2019 se podría duplicar la superficie quemada, respecto del año que termina.

Siga leyendo esta noticia aquí