(Diario El Sur) Las lecciones que dejaron los grandes incendios de 2017 a las empresas forestales, a las comunidades y a los actores del sector público, hacen prever que la temporada que recrudece en los meses de verano, podrá enfrentarse de manera eficiente desde el punto de vista operativo y logístico.

Así al menos es lo que al sector público compete de acuerdo a lo conversado con Aida Baldini, gerenta de Protección contra Incendios Forestales de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), quien estuvo ayer en Concepción, para el lanzamiento del programa “Prevención de Incendios Forestales en Zona de Interfaz –Región del Biobío”.

[Sigue leyendo sobre este tema en la edición impresa del diario]