(La Segunda) Este jueves a primera hora, la Tercera Sala de la Corte Suprema, presidida por Sergio Muñoz, acogerá los alegatos finales del denominado caso de colusión del tissue, en el que CMPC y SCA (Ex Pisa) se habrían puesto de acuerdo para fijar precios de distintos productos de papel entre los años 2000 y 2011.

En el capítulo final, la empresa sueca busca liberarse de la multa de US$18,3 millones impuesta por colusión y de paso derribar la delación compensada otorgada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a la papelera del grupo Matte.

La argumentación de SCA apunta a que el beneficio de la delación compensada (autodelatarse para eximirse de las multas) no debería haber sido otorgado a CMPC porque esta compañía los habría coaccionado a formar el cartel, por lo que pide que se le traspase el beneficio.

En la instancia, la fiscalía será representada por el jefe de la División Litigios, Víctor Santelices, quien defenderá el acuerdo con CMPC utilizando, entre otros insumos, un informe del experto en derecho administrativo, Luis Cordero —del estudio Ferrada Nehme—, quien sostiene que el beneficio entregado es facultad exclusiva del persecutor y que este no es traspasable a SCA.

En el informe se expone que “la ley es clara en señalar que para acceder a la exención de multa, quien intervenga en la conducta deberá ser el primero que aporte los antecedentes a la FNE (…) sin que se produzca subrogación del segundo delator en lugar del primero en caso que este pierda el beneficio otorgado”, puntualiza Cordero, quien basa su análisis en la ley de Libre Competencia.

Frente a la argumentación de SCA en relación a que no tuvo acceso a todos los antecedentes para desarrollar su defensa, el informe en derecho sostiene con el fin de proteger la libre competencia la FNE puede tarjar u ocultar información estratégica de las empresas investigadas en un cartel.

Para el caso, SCA, representada por el abogado José Joaquín Ugarte también presentó dos informes en derecho desacreditando los informes económicos de la FNE.

CMPC será defendida por Cristóbal Eyzaguirre Baeza, socio del estudio Claro.