En las ciudades de Punta Arenas (Región de Magallanes) y Coyhaique (Región de Aysén) fueron presentados los resultados del proyecto “Diagramas de Manejo de Densidad para bosques de Lenga de Aysén y Magallanes con fines de producción de madera”, iniciativa ejecutada por el Instituto Forestal (Infor) y financiada por el Fondo de Investigación del Bosque Nativo de Conaf.

“El valioso patrimonio de bosques de lenga con que cuentan ambas regiones hacía necesario desarrollar estas herramientas, las cuales estamos seguros permitirán hacer un manejo de calidad de estos bosques y expresar así su potencial productivo”, destacó la investigadora de Infor y directora de la iniciativa, Marjorie Martin.

Beneficios del proyecto

En la nota publicada por Infor se resalta que uno de los resultados más llamativos del proyecto fue el desarrollo de una aplicación para teléfonos móviles llamada Xstock, la cual permite no sólo determinar el nivel de densidad relativo del bosque y sus características cualitativas, “sino que también la captura datos en terreno, como diámetros o especies de árboles por parcela, lo que facilita levantar datos de inventario, entre otros usos”, destacó la investigadora del Instituto Forestal.

[Te podría interesar leer “Científicos de Chile y el mundo buscan impulsar método más eficaz en manejo de bosques“]

En cuanto a las herramientas desarrolladas por Infor, Martin explica que éstas se traducen en gráficas que permiten regular la intensidad de la extracción de árboles, durante el período de formación de un bosque adulto, de forma de poder cumplir con los objetivos del manejo sin poner en peligro su estabilidad. Asimismo, estandariza factores de riesgo y criterios como: sanidad, vitalidad, forma y tamaño de copas, entre otras, que apuntan a facilitar la comprensión y la comunicación entre quienes proponen y quienes fiscalizan los planes de manejo.

La investigadora agregó que el proyecto también abordó uno de los principales problemas que tienen los bosques de lenga en la zona austral: las intervenciones intermedias, modalidad donde se extrae madera de bajo valor a un alto costo.

“Si estas intervenciones no son ejecutadas oportunamente, se pone en riesgo el objetivo de obtener en la cosecha madera de alta calidad”, señaló Martin.

El Director Regional de Conaf Magallanes, Mauricio Véjar, valoró los resultados y propuestas presentadas por Infor, ya que son un aporte y un incentivo al manejo de los bosques de lenga de la región. “Estas herramientas nos permitirán orientar el manejo de nuestros bosques al desarrollo de mejores productos, como por ejemplo, la madera para el sector de la construcción”, destacó la autoridad.

Superficie disponible

Desde Infor destacan que el tipo forestal Lenga es la principal especie presente en la zona austral del país. En la región de Aysén alcanza una superficie de un millón 400 mil hectáreas; en Magallanes, en tanto, la cifra es similar, cubriendo un millón 317 mil hectáreas.

En otras palabras, la cantidad de lenga de ambas regiones (aproximadamente 2.717.000 mil hectáreas) equivale dos veces a la superficie total de la Región Metropolitana, superando a las plantaciones de pino radiata y eucalipto del país (2,1 millones de has).