(El Mercurio) “A pesar de lo que me han dicho, estoy feliz de haber anunciado el proyecto tan temprano”, afirma el ministro de Agricultura, Antonio Walker, refiriéndose a la “Ley Arbolito”, iniciativa con que la cartera busca proteger el arbolado urbano.

Aunque estaba previsto que el documento se enviara al Congreso la última semana de octubre, en la cartera aún trabajan en su redacción.

El retraso, según Walker, se debe a que “vimos tal nivel de gente que quería participar y que le importa el tema, que decidimos demorarnos y recoger las ideas para hacer un proyecto muy participativo”.

A raíz de ello, hoy se realizará una mesa de trabajo participativa entre el ministerio y distintos actores que manifestaron la intención de aportar.

La idea, a juicio de Walker, es que sea en esa instancia donde se definan los puntos que tendrá el proyecto antes de su envío al Congreso, lo que -asegura- deben materializar lo antes posible. “Lo tenemos que mandar en diciembre”, compromete.

El secretario de Estado también expresa la intención de constituir una comisión permanente. “El ministerio tiene más de 14 mesas de trabajo: de la leche, de la carne, de la miel… Así que por qué no dejar una mesa constituida para seguir discutiendo el tema”, propone.

Los puntos en los que Walker prevé habrá más discusión -según los comentarios que ha recibido- se refieren a la selección de especies a plantar y el nombre que finalmente llevará la ley. “Puede ser que quede como símbolo el ‘Arbolito’, pero que en el escrito se llame de otra forma”, dice.