Salinas y Fabres (Salfa) celebró este mes de noviembre sus ochenta años de trayectoria en el rubro automotriz, de transporte y maquinarias.

La compañía es representante de marcas de nivel mundial, como Mack y Renault Trucks, maquinarias John Deere, Dieci y el Grupo Wirtgen, y el portafolio de vehículos y camiones livianos Chevrolet, así como automóviles Toyota.

El Presidente de Salfa, Manuel José Salinas, destacó este hito, ya que “confirma los frutos del trabajo que hemos construido a lo largo del tiempo y evidencia una lealtad que seguiremos forjando para entregar la mejor calidad de servicio a quienes han confiado en nosotros”.

Por su parte, Carlos Fabres, gerente general de Salfa, resaltó que “somos una empresa familiar que mantiene la cercanía inculcada desde sus raíces; y no sólo nos referimos a los lazos familiares iniciales, sino que a toda persona que ingresa a la empresa, ya sea trabajador o cliente, que forma parte de esta gran familia. Es un concepto que se ha mantenido en el tiempo y que otorga a la empresa un sello único”.

Nuevas marcas

Recientemente, Salinas y Fabres incorporó diez marcas nuevas a su portafolio automotriz, un convenio de representación que le permite comercializar en Antofagasta y Calama las marcas de Skbergé.