(Diario El Austral) En una reunión con más de 100 víctimas de la violencia rural realizada en la Intendencia, instancias de gobierno que entregarán ayuda a los afectados dieron a conocer las nuevas medidas que se adoptarán para concretar los aportes.

A parte de la ayuda ya anunciada por parte de Sercotec y Corfo con la entrega de recursos para proyectos productivos, el intendente Luis Mayol explicó que “a través del Plan Impulso se estableció una ventanilla única en el Banco Estado para atender a todas las víctimas que necesitan ayuda para volver a su actividad productiva. Son herramientas crediticias especiales para La Araucanía, ya que hay un fondo de garantía Corfo líquido que garantiza hasta el 90% de los dineros que se solicitan”.

Flexibilidad

Mayol agregó que “en este sentido se está otorgando la mayor flexibilidad para atender a todas las víctimas, viendo las situaciones particulares de cada una. Es un trato excepcional a las víctimas. Hasta ahora son más de los 400 inscritos en el catastro de víctimas y el Banco ha otorgado más de $2 mil millones en créditos”.

Junto con valorar la reunión, una de las víctimas de Malleco, Karin Poggini, dijo que “he sufrido más de 200 atentados y he hecho más de 75 denuncias. Las medidas anunciadas son un granito de arena para aquellos que aún viven en la campo y no están tan dentro del conflicto. En Malleco hay lugares donde se escuchan balazos en las noches, se cortan caminos, Carabineros pasa una vez al día y no hay señal de teléfonos. Allí es difícil vivir. Ya que los campos siguen ocupados, la gente lo perdió todo y nadie hace nada”.

El presidente de la Multigremial, Luciano Rivas, subrayó que “estas reuniones son importantes para que las autoridades conozcan lo que están viviendo y es lo que necesitan las víctimas, ojalá se repitan no solo en Temuco, sino en otras comunas de Malleco también”.

Rivas comentó que “estas medidas son muy relevantes, pero sin seguridad en los predios es difícil. Hay casos que son muy complicados y por mucha reconversión económica y apoyos que se hagan, si no solucionamos la seguridad es complejo salir adelante”.

El hijo del matrimonio Luchsinger Mackay, Jorge Luchsinger, dijo que “creo que debe hacerse mucho más, reconocemos el esfuerzo que está haciendo este Gobierno y entendemos que está sujeto a lo que diga el Congreso, por eso nuestro llamado a los legisladores para que se hagan las modificaciones legales y las víctimas puedan ser compensadas o reparadas”.

La vicepresidenta de Mujeres Araucanía, entidad que apoya a las víctimas de violencia rural, Ruth Hurtado, afirmó que “destaco las medidas especiales para otorgar crédito, pero seguimos al debe en la repartición. Sercotec dijo que le habían entregado $1.350 millones para los casos pendientes del año pasado y éste. Por eso no nos parece la entrega de $1.500 millones para la reconstrucción social de iglesias, templos y sedes, debido a que somos la Región más pobre y se deberían fomentar los proyectos productivos. Los afectados esperan una reparación tal como los exonerados y víctimas de los DD.HH.”.