(Diario El Austral) A fin de mes, el Presidente Sebastián Piñera entregará el detalle del Plan Impulso, iniciativa que será una suerte de hoja de ruta para avanzar en llevar la paz y el desarrollo económico a La Araucanía.

Ese anuncio se sumará a la serie de acciones y gestos de alto contenido simbólico que el Ejecutivo, en especial en la persona del ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, ha propiciado en la Región para crear un clima favorable al diálogo y para generar un mayor nivel de confianza entre los actores.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Víctimas de la Violencia Rural, AVVRU, Alejo Apraiz, dice que “reconocemos que el actual Gobierno ha hecho esfuerzos por mantener la paz, la sensación es que ha bajado la cantidad de atentados”.

Paz y Tranquilidad

El líder de la AVVRU, sin embargo, matiza que “si bien se han visto avances, han sido lentos, porque siguen ocurriendo atentados, que es lo que se debe frenar definitivamente”. Y agrega: “Si no hay paz y tranquilidad, es muy difícil que pueda haber desarrollo, ambas cosas deben ir de manera paralela”.

“Esperamos que, en la línea del Plan Impulso, lo más importante es que se pueda materializar el reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas y los cupos parlamentarios”, afirma, a su vez, el director ejecutivo de la Corporación de Profesionales Mapuches, Enama, Richard Caifal.

“Hemos esperado por 28 años una decisión de esta envergadura; no solo se requieren avances en materia económica, sino también política. Esto cambiaría el ambiente y los sectores que hoy reclaman y que radicalizan su actuar se verían compelidos a adoptar una postura de diálogo”, agrega Caifal.

A la espera del Plan Impulso, una mirada más crítica tiene el presidente de los camioneros del sur, José Villagrán, quien explica que el año pasado les quemaron 104 camiones y que ahora ya llevan 70, por lo que “no podemos decir que el Gobierno lo esté haciendo bien para terminar con la inseguridad”.

Y agrega: “Las inversiones a la Región no llegarán por decreto ley, sino cuando las condiciones de seguridad estén para poder levantar negocios y hoy en día eso no existe”.

Al respecto, el presidente de la Multigremial, Luciano Rivas, señaló “con el Plan Impulso, cuando tengamos resuelto el tema de la violencia, sin lugar a dudas las inversiones llegarán, ya que esta es una Región que tiene mucho que ofrecer. Sabemos que cuando se puedan dar certezas jurídicas y de seguridad nuestra zona podrá tomar la senda que ha perdido del progreso y el desarrollo”.

Consultado por este tema, el intendente Luis Mayol explicó que “aquí los caminos son distintos y se complementan, pero modificar una ley en el Parlamento necesita acuerdos y tiempo, en tanto, para hacer inversiones estatales es más rápido. Así que recomiendo a los que critican que se informen y que todos actuemos de buena fe”.

“El diálogo debe ser sin exclusiones”

El presidente de la Asociación de Municipalidades con Alcaldes Mapuches, Amcam, Juan Carlos Reinao recalcó que “si todos somos parte del problema, todos tenemos que ser parte de la solución pero a través de un diálogo enfocado en el buen vivir, sin excluir a los llamados grupos violentistas de comunidades en conflicto y no con pautas prediseñadas desde un mirada santiaguina de las realidades mapuches”.