Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

 Certfor: “Sello PEFC busca garantizar el origen sustentable del envase”

La tendencia es demostrar el origen sustentable del material del envase a través del sello PEFC, que aplica especialmente a los papeles y cartones que provienen de un árbol y, por lo tanto, requieren de un respaldo que transmita que la gestión del bosque ha sido controlada para asegurar el futuro de los bosques y sus beneficios ambientales y sociales.

(El Mercurio) En la actualidad, la hoja de ruta del packaging se centra en la responsabilidad ambiental, tanto en la producción como en el consumo de los materiales, y también en su ecodiseño con miras al reciclaje y la reutilización. Esta no solo es una demanda de desarrollo productivo, sino de desarrollo sustentable según los objetivos de las Naciones Unidas.

Así lo señala André Laroze, secretario ejecutivo de Certfor (PEFC Chile), quien explica que, en lo concreto, dar respuesta a este requerimiento significa acudir a modelos de producción sustentables y al uso de materia prima que provenga de fuentes renovables, certificada y con propiedades reciclables.

“Junto con ello, es fundamental informar al consumidor, lo que nos lleva a la dimensión del etiquetado del packaging , la forma más visible de comunicar y transmitir confianza sobre las propiedades y el origen del embalaje. El desafío está en transmitir la información y el sello adecuado”, sostiene.

Y es que el detalle sobre la etiqueta es fundamental, ya que no es lo mismo un sello verde que certifique que el envase es reciclable, lo cual adjudica una tarea al consumidor (reciclar), a que el sello diga que el material del packaging tiene un componente de reciclaje, lo cual ya habla de una acción de recuperación del material por parte de la empresa.

Origen del material

Pero, sin duda, la producción y el consumo responsable requieren mucho más que un sello asociado al reciclaje. En el mundo, la tendencia es demostrar el origen sustentable del material del envase mediante el sello PEFC, que aplica en especial a los papeles y cartones, cuyo origen proviene de un árbol y, por lo tanto, requiere de un respaldo que transmita que la gestión del bosque ha sido controlada para asegurar el futuro de los bosques y sus beneficios ambientales y sociales.

“De eso se trata el sello PEFC. Es el sello que la industria del packaging debe conocer y el consumidor debe exigir, porque actualmente el papel y el cartón es el mayor insumo de envases para diversos productos como los alimentos, cosméticos, perfumería, productos de consumo y hasta para las bolsas de papel que reemplazan de mejor manera las de plástico”, comenta Laroze.

El experto en gestión forestal y cambio climático agrega que es vital que el etiquetado de sustentabilidad sea confiable y que la industria asuma responsabilidad en lo que transmite para no confundir al consumidor y cumplir tanto con la regulación nacional como con la expectativa de desarrollo sustentable que exige la sociedad.

Realidad actual y desafíos

En este camino, y para comprender el impacto sustentable del sello PEFC en los sectores de la producción y comercialización del papel, la impresión y el packaging , se realizó recientemente la Feria PEFC de Sustentabilidad que convocó a expertos de la ONU y de la industria para dialogar sobre los desafíos productivos del sector y la importancia de un etiquetado verificable y confiable en el packaging .

Según informan en Certfor Chile, tanto en las charlas como en el panel de la Feria PEFC, quedó demostrado que es el consumidor el que moviliza el cambio en los hábitos de consumo y en las tendencias de producción sustentable.

Asimismo, respecto de las principales conclusiones del panel sobre las realidades y desafíos del packaging sustentable, se destacó que es necesaria la educación ambiental tanto para el consumidor como para las empresas.

“Iniciativas como la ley REP son una oportunidad de desarrollo sostenible para el país”, dijo en la oportunidad Guillermo González, jefe de la Unidad de Economía Circular del Ministerio del Medio Ambiente, quien argumentó que, sin embargo, no basta con tener una buena regulación sino que, además, se requiere un entorno que promueva la innovación y el emprendimiento, con miras alcanzar un Chile circular.

André Laroze destaca algunos datos fundamentales, como que del sector de empresas certificadas por PEFC en producción de madera, astillas, celulosa, papel, impresión y packaging , el 45% son del sector gráfico (papel, impresión y packaging), considerándose como el motor de la gestión sustentable del papel.

“En tanto, la certificación PEFC tiene potencial de expandirse incluso al sector de la moda, posicionando a Chile en un país de producción y consumo sustentable con fibras forestales. PEFC existe en 49 países del mundo, registrando 301 millones de hectáreas de bosque certificado bajo gestión sustentable y más de 21 mil empresas que procesan la madera para productos de consumo final”, concluye el secretario ejecutivo de Certfor.