Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Quillay
Quillay

Fundación Reforestemos dona árboles nativos mielíferos

Los beneficiados fueron pequeños y medianos productores apícolas, ya que el objetivo fundamental, fue aportar a la recuperación de sectores afectados por los incendios forestales.

(Diario El Sur) Un total de 19.500 especies nativas principalmente quillay, entregó en su primera actividad en la Región del Biobío, la Fundación Reforestemos.

Los beneficiados fueron pequeños y medianos productores apícolas, ya que el objetivo fundamental, fue aportar a la recuperación de sectores afectados por los incendios forestales, expandiendo así su colaboración en una nueva región en la zona centro-sur y dando inicio a una serie de proyectos en la región.

Se estima que los pequeños productores apícolas del Biobío perdieron cerca de $50 millones a causa de los incendios forestales del año pasado, por lo que esta donación de árboles nativos es tan importante. El Quillay tiene enormes potenciales para agilizar la polinización, por ende, la producción de miel, y contiene beneficios para otras industrias, como la cosmética, explica Suzanne Wylie, directora ejecutiva de Fundación Reforestemos.

Tercera entrega

Esta entrega es la tercera que se realiza a productores del rubro apícola en la zona centro sur por parte de la fundación.

En esta oportunidad, esta donación es realizada específicamente con el fin de proteger con árboles nativos una superficie de al menos 25 hectáreas, además de fomentar el rubro apícola en el mediano y largo plazo en la región, la cual es la segunda más importante en la producción de miel nacional. En esta ocasión, 18.500 plantas fueron entregadas a a la agrupación Apiconce y mil de ellas al Comité Apícola de Hualqui, beneficiando así a 56 pequeños y medianos empresarios.

Suzanne Wylie, reiteró la importancia de esta primera colaboración de la Fundación en la región que forma parte de la expansión de la fundación al resto del país y del plan de reforestación de 500.000 nuevas plantas nativas para la zona centro sur. Es un hecho el enorme beneficio que la entrega de estas plantas significan para la región, especialmente para los productores apícolas, ya que debemos reactivar esta industria urgentemente. El Quillay tiene importantes propiedades, muy útiles para la industria apícola, y por lo demás, no necesariamente debe ser talado para ser un árbol productivo, sino que tiene enormes beneficios económicos, con el valor agregado de que puede crecer y producir al mismo tiempo” señaló la ejecutiva.

Parte del proyecto en la zona incluye la realización de charlas de educación medioambiental y actividades de plantación en colegios y así fomentar la consciencia por el cuidado de los recursos naturales.

La Fundación Reforestemos nació después del último gran incendio ocurrido en el Parque Nacional Torres del Paine, en diciembre de 2011, que destruyó más de 17 mil hectáreas, bajo el nombre de Reforestemos Patagonia. Se trata de una iniciativa que gestiona el apoyo público y privado para organizar iniciativas que contribuyan con el cuidado, la recuperación y valorización de áreas silvestres protegidas en la Patagonia Chilena, uno de los principales patrimonios naturales del mundo y también en recuperar zonas de alto valor ecológico de la zona centro-sur del país.