Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Día Mundial del Medio Ambiente: La eficiencia del reciclaje del papel

Volver a usar 1 tonelada de papel desechado, se traduce en dejar de cortar 17 árboles. Sumado a que el mismo pliego puede ser reciclado hasta 20 veces se reduce notablemente el uso de recursos ambientales.

Prácticamente todo el papel se puede reciclar y, dependiendo de su tipo, se obtienen diversos productos. Sólo los papeles que contienen alguna película de cera o que están manchados con aceites o restos de alimentos quedan inutilizados.

El papel suele elaborarse de celulosa, fibra vegetal que proviene de los árboles y madera y que, tras ser disuelta en agua, blanqueada, secada y endurecida, es aglutinada mediante enlaces por puentes de hidrógeno para que las fibras se puedan mantener unidas. Independientemente del uso y del formato, ese es el proceso que se utiliza para fabricar papel, elemento que hoy en día se ha vuelto uno de los más reciclados por parte de la industria, como una manera de cuidar el entorno y la biodiversidad.

“Si comparamos un kilo de papel blanco (para imprimir) versus un kilo del mismo papel, pero 100% reciclado, el kilo de papel blanco no reciclado consume 86,5 litros de agua, mientras que el papel reciclado consume 44 litros de agua”, dice Andrea Cino, jefa de Proyectos del Centro de Producción y Consumo Sustentable de Fundación Chile.

Por su parte, Sebastián Herceg, gerente general de Kyklos, empresa de cultura medio ambiental, que está presente en más de 100 colegios de cinco regiones de Chile, complementa este dato, asegurando que para generar un kilo de papel reciclado se necesitan 1,5 kg de papel desechado. Por otro lado, al reciclar una tonelada de papel desechado 17 árboles no son cortados.

Proceso de reciclaje de papel

Las cajas de reciclaje de papel de la Fundación San José para la Adopción es uno de los ejemplos que se pueden reconocer en muchas oficinas de las regiones Metropolitana y de Valparaíso.

Consuelo Egaña, coordinadora del Área Comercial y Campañas de Reciclaje de Fundación San José para la Adopción, comenta que desde 1998 comenzaron a disponer de estas cajas, que reciben papel de resmas blancos (escritos, coloreados, con distintos tonos de tinta, arrugados, lisos, fotocopiados y/o impresos), papeles con membrete, de fax, formularios, facturas, boletas y todo papel similar, papel autocopiativo y sobres.

Solo los papeles que tienen plástico no sirven. Todo el resto se va luego a Sorepa, filial de CMPC, para comenzar el proceso de reciclaje, el cual el año pasado llegó a las 7.000 toneladas de papel.

Además del cuidado del medio ambiente que se produce a la hora de reutilizar papel, otra de las ventajas reside en que el reciclaje de este elemento se puede efectuar numerosas veces, ya que tal como explica Isidro Pereda, gerente general de Recupac, “dependiendo del proceso de reciclado que se utilice, un mismo papel puede ser reciclado entre 5 a 20 veces, pero en la práctica, al juntarse con otras fibras, su reciclaje es permanente en el tiempo”.

Temas Asociados