(El Austral) Alcanzar la paz y el desarrollo en La Araucanía fue uno de los cinco “grandes acuerdos nacionales” que el Presidente Sebastián Piñera comprometió en su primer discurso, una vez asumido en el segundo período de su mandato.

El nuevo intendente de La Araucanía, Luis Mayol, contó que dicho plan, también mencionado como el “Plan Marshall para La Araucanía”, emanará desde Intendencia Regional y tendrá un plazo de seis meses para ser preparado.

[Luis Mayol: “A los privados hay que reencantarlos y devolverles la confianza de invertir en La Araucanía”]

“Va a ser elaborado conjuntamente con un comité de ministros, en que quien va a liderar será el ministro de Desarrollo Social, tiene un plazo de 6 meses”, explicó ayer.

De esta manera, esta zona comparte prioridad para la agenda nacional junto a otras tareas macro, como la seguridad ciudadana, la infancia, el desarrollo económico y social y “una salud oportuna y de calidad para todos”, en palabras del propio Mandatario.

Características

Según lo consignado por el jefe regional, el plan deslinda medidas tanto en materia económico como en lo social y en lo político. El fin del mismo, indicó Mayol, es “lograr la tranquilidad suficiente como para que la gente invierta”.

Entre los secretarios de Estado que participarán de la elaboración de este documento se encuentran el de Interior, de Obras Públicas y de Agricultura, aparte del Desarrollo Social que lo liderará.

“La idea macro de esto es que La Araucanía vuelva a crecer, vuelva a desarrollarse porque no puede ser la Región con el nivel de pobreza más grande que hay en Chile, no puede ser la Región con el mayor desempleo en Chile y no puede ser la Región que menos crece”.

El plan considera reparación a víctimas de los atentados, de la que ya se anunció el fortalecimiento del fondo para estas ayudas. “No puedo decir cuánto, pero dijo que lo iba a fortalecer. Yo creo que es materia de un estudio. Estamos hablando de platas fiscales, así que hay que ser súper cuidadoso”, indicó el jefe regional.

El diputado René Manuel García (RN), tendió a restarle importancia sobre el presupuesto (“no se trata de decir cuánto va a costar”, dijo) y añadió que “el compromiso es sacar adelante a La Araucanía. ¿Y cómo se hace? Dándole a cada zona o comuna lo que ellos quieren”, indicó.

Mayol además confirmó que habrá elementos del informe de la Comisión Asesora Presidencial que se considerarán, tras dialogar con el obispo de Temuco, Héctor Vargas, quien presidió la instancia. Sobre esto, la autoridad opinó que encontró “súper buena la mayoría de las conclusiones”. Por la misma línea, Mayol aludió a una posible “reforma” a la Ley Araucanía, sólo en caso de considerarse necesario.

La diputada Andrea Parra (PPD) comparó el anunciado plan con las iniciativas de Bachelet, como la Ley Araucanía. “Nos pasamos en diagnósticos y diálogos pero al final los recursos no llegan (…) En el gobierno anterior de Piñera, tuvimos la promesa de que La Araucanía iba a dejar de ser una de las últimas regiones en términos de desarrollo, cuestión que finalmente vimos que nunca fue tal”, opinó.

Lo cierto es que el intendente Mayol aseguró que el Gobierno tomará una “cultura de diálogo”. ¿Pero habrá consulta indígena? “Depende de las medidas. No todas las medidas que uno pueda tomar como Gobierno tienen que ser con consultas”, dijo Mayol.

Reacciones

Diversos rostros de la Región acogieron este nuevo plan de forma positiva. Hugo Alcamán, el presidente de la Corporación de Profesionales Mapuches, Enama, valoró el anuncio del plan, pero advirtió que la solución para la problemática local “no es exclusivamente de carácter económico ni jurídico ni policial. Aquí hay que enfrentar también la aspiración de paz a través del camino de la negociación política con el pueblo mapuche”.

El presidente de la Cámara de Comercio Mapuche, Jorge Reinao, dijo que “estaremos felices de que el Gobierno se preocupe por el desarrollo de la Región. Queremos oportunidades para desarrollarnos como empresarios también. No queremos llenarnos de subsidios”, indicó.

Marcelo Zirotti, presidente de la Sociedad de Fomento Agrícola (Sofo), le dio suma importancia a los puntos de la Comisión Asesora. “Sí, se debe tomar consideración de lo que dice la Comisión Asesora porque fue un avance (…) esperemos que el nuevo Gobierno vea esa propuesta”, dijo.

Mientras, para el presidente de la Asociación de Víctimas de Violencia Rural en La Araucanía (Avvru), Alejo Apraiz, el plan debiera incluir apoyo “en la parte sicológica y a su entorno familiar. No puede quedar fuera”.