Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Chile define sistema de distribución de beneficios asociados a REDD+

El enfoque REDD+ ha fomentado que la distribución de los recursos, derivados de la fase de pago por resultados, se realice mediante un sistema efectivo, eficiente, equitativo y transparente en sus procedimientos y decisiones.

La Corporación Nacional Forestal (Conaf) definió recientemente un Sistema de Distribución de Beneficios (SDB) para los posibles pagos por resultados recibidos en el contexto del enfoque de políticas de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Evitada de los Bosques y Aumentos de las Existencias de Carbono Forestal, más conocido como REDD+, vinculados a la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales de Chile (ENCCRV).

En la nota publicada por la Corporación se destaca que el enfoque REDD+ de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) ha fomentado que la distribución de los recursos, derivados de la fase de pago por resultados, se realice mediante un sistema efectivo, eficiente, equitativo y transparente en sus procedimientos y decisiones, a fin de legitimar con ello los resultados de la implementación de Estrategias que los países propongan para REDD+, que en el ámbito nacional se ha desarrollado bajo la ENCCRV, iniciativa impulsada por el Ministerio de Agricultura, a través de Conaf en su calidad de punto focal.

El documento, formulado con el apoyo de diversos profesionales nacionales e internacionales, da cuenta de los antecedentes considerados en el diseño del SDB para la ENCCRV de Chile.

[Cambio climático: Chile completa el cuarto requisito para acceder a pagos por resultados]

El sistema es un mecanismo que define el enfoque y procedimientos para distribuir los recursos que se logren apalancar en la tercera fase de la ENCCRV asociados a pagos por resultados de REDD+, los cuales se determinan al contrastar las capturas o reducción de emisiones forestales con los niveles de referencia que se han elaborado para algunas regiones del país, considerando los requerimientos de la CMNUCC para aquellos países en desarrollo que implementan estrategias en este sentido. En el caso de Chile, los beneficios serán no monetarios y se incluyen asistencia técnica, insumos prediales, ejecución de labores silvícolas, regularización de títulos de dominio de propiedad, entre otros, los cuales se asignan mediante dos modalidades que establece el SDB.

La formulación del SDB recibió aportes de diversos actores relevantes dentro del contexto nacional e internacional, siendo este proceso liderado por profesionales de la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales de Conaf. Estos especialistas fortalecieron el diseño con sus visiones y experiencias, obteniéndose así un documento respaldado por consultores, agencias y negociadores nacionales e internacionales.

Temas Asociados