Chile se constituyó en uno de los primeros países a nivel mundial en completar la elaboración de los cuatro elementos considerados por la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) durante la fase de preparación de REDD+, para acceder al pago por resultados.

Ello fue posible gracias a la reciente publicación del documento “Sistema de Medición y Monitoreo de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV)”, cuya generación estuvo liderada por la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales (UCCSA) de Conaf, con el apoyo de las instituciones nacionales y agencias internacionales de mayor relevancia en este ámbito.

[Conaf impulsa adaptación genética de los recursos vegetacionales frente al cambio climático]

En la nota publicada por Conaf se destaca que las decisiones establecidas por las Conferencias de las Partes (CoP) de la CMNUCC, para el enfoque REDD+, establecen que los países interesados en acceder al pago por resultados deben cumplir con cuatro requerimientos:

  1. Un Plan de Acción o Estrategia Nacional, en el caso de Chile la ENCCRV publicada en noviembre 2016;
  2. Un resumen de la información sobre la forma en que se están abordando y respetando las salvaguardas ambientales y sociales, publicado por Chile en febrero de 2018;
  3. Un nivel de referencia de emisiones forestales y/o nivel de referencia forestal, publicado por Chile en agosto de 2016; y
  4. Un sistema nacional de monitoreo forestal, publicado en marzo de 2018, en el marco del Sistema de Medición y Monitoreo (SMM) de la ENCCRV.

Este sistema tiene por objetivo “proporcionar datos e información transparente, consistente y precisa a lo largo del tiempo, que permita presentar y demostrar los resultados de las intervenciones de la ENCCRV, especialmente de aquellas que se implementen de forma directa en el territorio, mediante la estimación de la situación histórica e inicial a través de un robusto sistema que permita medir, reportar y generar los insumos esenciales para verificar las variaciones ocurridas durante la implementación de las medidas de acción y la consecución de resultados de la ENCCRV”.

Características del Sistema de Medición y Monitoreo

De acuerdo a los requerimientos nacionales e internacionales actuales, el Sistema de Medición y Monitoreo está compuesto por una serie de sistemas, arreglos institucionales y fuentes de información, focalizados con mayor profundidad y detalle en el Sistema Nacional de Monitoreo Forestal, pero considerando una visión ampliada, de la misma forma que la ENCCRV, y que pretende:

  • Incluir los elementos necesarios para acceder a la fase de pago por resultados de REDD+.
  • Abarcar los requerimientos de seguimiento y reporte del Acuerdo de París en materia forestal.
  • Fortalecer el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero.
  • Dar respuesta a los requerimientos de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y su mecanismo de Neutralidad en la Degradación de la Tierra.
  • Vincular el seguimiento de la implementación del ENCCRV con el seguimiento a las Metas de Aichi (compromisos suscritos en dicha localidad japonesa) del Convenio de Diversidad Biológica.
  • Contribuir al seguimiento de los aportes nacionales en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Contribuir a lo dispuesto en los ejes estratégicos del Foro de Bosques de las Naciones Unidas.

Para la consecución del objetivo establecido por el Sistema de Medición y Monitoreo, se incluye en su diseño la descripción detallada de los arreglos y estructura institucional; las fuentes de información asociadas a cada uno de los diferentes sistemas; la planificación de actividades para el desarrollo de mejoras transversales y la generación de reportes; y el financiamiento disponible y estrategia de sostenibilidad del SMM, todo ello con una planificación establecida en un horizonte hasta 2025.