El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer el Índice de Costos del Transporte (ICT) correspondiente a enero de 2018, el cual presentó variaciones de 0,5% mensual y de 4,6% a doce meses.

La institución indicó que la variación del mes se explicó, principalmente, por el alza de Otros Servicios Relativos al Equipo de Transporte (4,0%), con una incidencia de 0,344 puntos porcentuales (pp.), sobre la variación del ICT general. En este grupo destacó el alza del producto cobros por circular en vías urbanas e interurbanas, que alcanzó 4,5% en el mes, con una incidencia de 0,340 pp.

Mientras que Repuestos y Accesorios para el Funcionamiento y Mantención del Vehículo registró una variación mensual de 1,1%, con una incidencia de 0,165 pp. De los productos que componen este grupo destacaron las influencias positivas de kit ajuste motor (3,2%), aceites (1,8%) y prensa (4,0%), sumando 0,136 pp.

[La importancia de mejorar la logística del transporte de carga hacia los puertos]

Impacto del diésel

En el Índice se destaca que el grupo Combustibles anotó un alza mensual de 0,3%, con una incidencia de 0,088 pp. Según lo señalado por la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) en sus informes semanales de precios de combustibles, el valor del diésel registró un aumento debido, principalmente, a las caídas en las existencias de crudo, el estancamiento de equipos de perforación y la reciente ola de frio en Estados Unidos. Adicionalmente, contribuyó al aumento en los precios la recuperación económica global, lo que se tradujo en una mayor demanda de la esperada.

Mientras que Recursos Humanos presentó una disminución de 0,1% mensual, con una incidencia de -0,051 pp. En este grupo, la mayor influencia la consignó el producto mano de obra (-0,6%), con -0,181 pp., explicado por el menor pago de bonos por producción y la disminución de reembolsos de gastos del trabajador por causa del trabajo.

Cabe indicar que el grupo Servicios Financieros anotó una variación mensual de -0,5%, con una incidencia de -0,047 pp. Lo anterior se explicó por el descenso del producto gastos financieros excluyendo seguros (-0,6%), con una incidencia de -0,040 pp., como consecuencia de la disminución de las rentas mensuales de leasing ofrecidas por algunas instituciones financieras.