Conaf refuerza fiscalización de talas ilegales y prevención de incendios con flota de drones

Se trata de 15 aparatos, avaluados en más de 20 millones de pesos, que permitirán detectar situaciones en áreas de difícil acceso para el ser humano.

Una flota de 15 drones de última generación es la nueva adquisición de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) para poder detectar velozmente talas o quemas ilegales en áreas de difícil acceso para el ser humano, aumentar la extensión de las inspecciones prediales y contar con imágenes y videos para respaldar acciones legales ante posibles delitos ambientales.

Según informó el organismo forestal, se hizo entrega de seis de estos aparatos a cada una de las oficinas regionales que administra en la zona centro de Chile luego de una ceremonia realizada en el Fundo Pitama de Casablanca, en la región de Valparaíso.

Los restantes nueve drones se entregarán en ceremonias a realizar en la zona sur y luego norte del país.

La incorporación de esta flota, avaluada en 20 millones de pesos, fue valorada por el director ejecutivo de Conaf, Aarón Cavieres,  quien sostuvo que esta es una herramienta que complementa un esquema de fiscalización distinto, “que se basa en un sistema de alerta temprana mediante el uso de imágenes satelitales, que nos va a entregar regularmente información de cortas tanto a tala rasa o como por entresaca”.

“A este sistema sumamos los drones, que nos permitirá llegar a esas zonas y detectar en forma más precisa dónde ocurrieron esas faenas y, por lo tanto, aplicar rápidamente la legislación, y en esa medida, proteger nuestro patrimonio, nuestros bosques, nuestras formaciones xerofíticas, nuestros matorrales, nuestras praderas a lo largo del país. También tiene un uso para fines de dimensionar lo que sucede con los incendios forestales, para fiscalizar la aplicación de la legislación ambiental, para apoyar el rescate de personas en las áreas protegidas”, indicó.

Además, precisó que “la fiscalización en el caso de incendios forestales se centra en particular en la aplicación de las medidas que establecen los planes de manejo, que son precisamente la existencia de cortafuegos, y esta herramienta permite verificar rápidamente la limpieza de las redes del tendido eléctrico, el entorno de infraestructura crítica, e incluso nos puede apoyar entregando imágenes hacia la población respecto de las medidas a tomar para cuidar cada una de los sectores de viviendas”.

Por su parte, el director regional de Conaf, Leonardo Möder, manifestó que “la región de Valparaíso posee un bosque nativo muy singular, mediterráneo, que está solo en cinco lugares del mundo. Tenemos casi 590 mil hectáreas de bosque nativo y, obviamente, la entrega de herramientas tan importantes como los drones nos van a ayudar a vigilar y fiscalizar de mejor forma las talas ilegales”.

Detalló que -entre el 1 de enero y el 30 de noviembre del 2017- el organismo forestal registró 136 denuncias ciudadanas por talas ilegales en la zona, por lo cual ocupa el segundo lugar en esta materia a nivel nacional, sólo detrás de la región de Los Lagos.

“En total, el número de hectáreas que han sido eliminadas este año son aproximadamente 100 hectáreas, bajo un sistema de microcortas, bastante parcelación de predios grandes que se están vendiendo en parcelas pequeñas de media o una hectárea”, advirtió Möder.

Temas Asociados