Abordan desafíos del proceso de restauración del suelo tras los incendios

El académico Jorge Mataix-Solera explicó que el color de la ceniza es clave para identificar el impacto que tuvo un siniestro.

Recientemente se llevó a cabo el XIII Congreso Nacional de la Ciencia del Suelo, donde se expusieron más de 150 trabajos de académicos e investigadores de todas las instituciones de educación del país, junto a las exposiciones de cinco expertos de España, Estados Unidos, Brasil, Italia y Alemania, acerca de temáticas como la producción de alimentos, el manejo de residuos, temas nutricionales, de fertilidad, materia orgánica, restauración del suelo tras los incendios, entre otros.

Uno de los participantes del encuentro fue el académico del área de Edafología y Química Agrícola de la Universidad Miguel Hernández de Alicante (España), Jorge Mataix-Solera, quien explicó a través de su exposición “La importancia del tipo de suelo en la respuesta al incendio forestal: ejemplo de zonas mediterráneas”, que el color de la ceniza es clave para identificar el impacto que tuvo un incendio. “Si éstas son muy claras significa que el siniestro ha sido muy severo, pero si las cenizas son muy oscuras es que ha sido muy poco severo. Con todo eso nos hacemos una idea de cómo está el enfermo y podemos pronosticar cómo se va a recuperar, luego hay que hacer un seguimiento y ver qué tal se está recuperando”, señaló, según consigna la nota publicada por la Pontificia Universidad Católica.

La relevancia de los bosques en el Día Mundial del Suelo

El tiempo de recuperación depende del tipo de suelo, ya que si éste es muy arenoso, por ejemplo, es más frágil para que luego se erosione. “Siempre he observado una buena recuperación en el primer y segundo año. Otra cosa es que en el suelo justo después del incendio se haya sumado una lluvia torrencial y que esa parte de suelo ya no esté. La zona pierde nutrientes, materia orgánica y sufre una degradación”, comentó Mataix-Solera.

Para este experto una de las medidas más sencillas para empezar con un proceso de restauración de un suelo quemado inicia “con cubrir la parte del suelo con algo que lo proteja, eso va a ser una situación que llamemos de emergencia inmediata. La segunda parte comprende una instancia de reforestar y recuperar, esto va a depender de cómo se vaya recuperando la vegetación”.

Temas Asociados