La Niña contribuye a la amenaza de incendios forestales en EE.UU.

“Lo que vemos en este patrón de La Niña es un enfriamiento de las aguas frente a la costa de Sudamérica. Esto significa temperaturas por encima de las normales y una precipitación por debajo de la normal”, dijo el climatólogo estatal de Oklahoma, Gary McManus.

(El Mercurio) El fenómeno de La Niña -un enfriamiento ocasional del Océano Pacífico ecuatorial que afecta el clima global – está empeorando las condiciones climáticas cálidas y secas que se esperan en Estados Unidos. La situación hace temer un aumento de los incendios forestales invernales.

“Lo que vemos en este patrón de La Niña es un enfriamiento de las aguas frente a la costa de Sudamérica. Esto significa temperaturas por encima de las normales y una precipitación por debajo de la normal”, dijo el climatólogo estatal de Oklahoma, Gary McManus, quien comparó el escenario potencial con el de marzo pasado, cuando una seguidilla de incendios quemaron más de 5.180 kilómetros cuadrados y dejaron a seis personas muertas.