Precio de la celulosa se acerca a los US$1.000 y analistas creen que el rally continuaría

Analistas anticipan que la demanda sostendrá la cotización, pero advierten que está muy ligado a China.

(Pulso) En un año que ha sido positivo en general para los commodities, la celulosa ha destacado entre las demás materias primas por la persistencia en el entusiasmo.

La fibra corta en particular ha brillado por su desempeño: al cerrar ayer en US$953, la tonelada métrica está firmemente encaminada a cumplir su mejor año desde 1998, al acumular un avance de 45,9% desde el cierre de 2016. Además, ayer anotó su cuadragésima sexta semana consecutiva de avances, es decir, no ha tenido un solo retroceso semanal desde enero de este año.

La celulosa de fibra larga no ha tenido un rally tan largo, pero también se ha visto impulsado durante 2017, marcando a ayer un alza de 18,6% en lo que va del año al alcanzar los US$959,57 por tonelada métrica, su mayor precio desde 2011.

Agentes del mercado comentan que el rally se ha visto apoyado por eventos de limitación de la producción, con paralizaciones en plantas como Guaíba II, de CMPC. Pero con un aumento en la producción a la vuelta de la esquina, con la entrada en funcionamiento de Guaíba en Brasil y el proyecto OKI, de Asia Pulp & Paper (APP), en Indonesia, ¿son sostenibles estos precios?

Analistas comentan que sí. Es más, dicen, el rally continuará en los próximos años.

Desde la corredora brasileña Planner, el analista de inversiones Mário Mariante señaló que una fuerte demanda por parte del mercado chino sostendrá los niveles actuales de la materia prima forestal. Esta demanda, explicó, “ha permitido reajustes sucesivos en los principales mercados de referencia”, como Europa, América del Norte y Asia, por parte de las compañías brasileñas; ajustes que han sido posibles debido a bajos inventarios y niveles saludables de demanda en todas las regiones.

“En el largo plazo, el escenario se mantiene positivo, pero vemos una correlación cercana con el crecimiento del PIB chino en los próximos años, que es probable que sufra una desaceleración”, indicó Mariante.

Citi Banchile también sostiene que seguirán los días soleados en el mercado de la celulosa.

En un informe reciente, el centro de estudios señaló que, pese a sus pronósticos de un exceso de demanda y una corrección para la materia prima en la primera mitad del próximo año, “los precios deberían encontrar un punto bajo en niveles atractivos, manteniéndose entre 15% y 20% por encima del costo marginal.

Este escenario base considera que se mantengan factores como bajos niveles de inventarios (algo que diferencia a este rally de otros puntos álgidos de la celulosa), “disciplina” por el lado de la oferta; una estrategia de “valor sobre volumen” por parte de productores; e incertidumbre sobre la disponibilidad de fibra china en el corto plazo. “Aumentos limitados de nueva capacidad de producción deberían encender los precios de la celulosa hacia el cuarto trimestre de 2018 y durante 2019 y 2020”, dijo la firma.

Incluso UBS, que se ha mantenido cauteloso con miras a 2018 sostiene que hay riesgos al alza tanto del lado de la demanda como de la oferta. Según comentan los analistas Andreas Bokkenheuser y Marcio Farid, las potenciales disrupciones de producción y las políticas de importación de papel reciclado serán los principales factores hacia el futuro.

A pesar de que la firma internacional augura que habrá un exceso de demanda que cortará el rally, los analistas sostienen que “el mercado de la celulosa no está tan apretado después del 2018 como se cree” y que “el pipeline sugiere que podría apretarse y que los precios se mantengan cercanos a niveles máximos” después del próximo año.

Si bien Citi Banchile dice que es “demasiado temprano” como para referirse a la bonanza actual como un “súper ciclo” del commodity forestal, sí señaló que tiene el potencial para serlo.

Mariante, por su parte, dijo que ya está en ese punto. “En nuestra opinión, el continuo crecimiento de la demanda mundial en los últimos años y el escenario positivo hacia adelante son características de un súper ciclo que podría no ser interrumpido en el mediano plazo”, dijo el analista de Planner, agregando que actualmente el consumo está creciendo a mayor velocidad que la oferta.

Temas Asociados