Conaf duplicará extensión de cortafuegos para evitar incendios en la región del Biobío

El director regional de la Conaf, Sergio Valdés Valenzuela, confirmó que identificaron 34 zonas de riesgos en las que construirán las nuevas fajas.

(Diario El Sur) Fondos para campañas de prevención, más brigadas y la construcción de 100 nuevos kilómetros de cortafuegos son las principales medidas que la Corporación Nacional Forestal (Conaf) implementará durante la temporada de incendios forestales 2017-2018.

Así lo confirmó el director regional de la institución, Sergio Valdés Valenzuela, que informó que ya definieron 34 zonas críticas en la Región en las que deben intervenir. Es en esos lugares se enfocarán los esfuerzos para sumar 110 kilómetros más de cortafuegos a los 92 existentes en el Biobío, con lo que se duplicará la extensión de esta medida.

“Nosotros determinamos puntos críticos en donde creemos que hay que intervenir y crear cortafuegos, pero también estamos abiertos a las observaciones que nos hagan los alcaldes para realizar las respectivas correcciones”, dijo Valdés. Además planteó que realizarán mantención a las fajas ya existentes.

TRABAJO COORDINADO

Además de trabajar con los municipios, la Corporación también sumó esfuerzos con la gobernación provincial de Concepción para afinar los puntos en los que desarrollarán los trabajos en terreno.

El encargado de protección civil y emergencias de la provincia de Concepción, Alex Tardón Miranda, dijo que “los cortafuegos son una técnica que tiene la Conaf para el resguardo de la población, sobre todo en este tiempo, en que las viviendas se concentran más en las zonas boscosas y tenemos una convivencia más permanente con el bosque, lo que genera ciertas condiciones de riesgos”.

En ese sentido, Tardón dijo que los cortafuegos son una medida efectiva para detener el avance del fuego, pero que su éxito también depende de la educación que reciban las personas, “porque hemos tenido experiencias en donde la gente aprovecha la faja que está despejada para instalar sus casas y eso aumenta la situación de peligro”.

Una de las comunas beneficiadas con esta intervención es Florida, que en febrero sufrió la pérdida de más de 25 mil hectáreas producto del incontrolable avance del fuego.

El alcalde de la comuna, Jorge Roa Villegas, reconoció que gracias a estos avances hoy están mucho más preparados para poder enfrentar una emergencia y que, por lo mismo, la nueva metodología que implementarán para combatir el fuego es desplegar la mayor cantidad de recursos.

Agregó que esto funcionará “incluso si el incendio es pequeño, porque si dejamos que esto avance ya sabemos cómo termina”.

Más recursos

El director regional de Conaf expuso que van a contar con más recursos aéreos, pero aún están definiendo cuáles, lo que se hace a través de licitaciones. “Pero, al menos ya sabemos que vamos a contar con más material para apoyar el combate de incendios, sobre todo considerando la efectividad del lanzamiento de agua como una ayuda al trabajo que se realiza en tierra”, dijo Valdés.

La inyección de recursos de este año permitirá pasar de 26 brigadas terrestres a 34, las que deberán estar operativas a más tardar en diciembre. Mientras que en el apoyo aéreo se sumarán cuatro nuevos servicios que todavía están en proceso de licitación, explicó el director regional de la Conaf.

Respecto al panorama que se vislumbra para esta temporada, Valdés dijo que será menos complicada que la anterior, pero que igual podrían existir episodios complejos de altas temperaturas, que aumentarían las posibilidades en la ocurrencia de incendios.

Uno de los factores que más preocupa al director es la gran cantidad de lluvia que ha caído en la zona durante el último invierno, “ya que eso hace que crezca más vegetación y, por lo tanto, haya más combustible en los predios”, detalló.

Eso sí, descartó que se den las condiciones necesarias para tener otro mega incendio en la zona.

Temas Asociados