Ulonia es el nombre de la empresa que formaron Klaus Vennik y Gabriel Pulgar, alumnos de último año de la carrera de Ingeniería en Biotecnología Vegetal, impartida por la Facultad de Ciencias Forestales (FCF) de la Universidad de Concepción.

Por medio de semillas artificiales, estos emprendedores buscan potenciar el cultivo de Paulownia en Chile, una especie originaria de China, popular por sus variadas características que lo posicionan como un gran aliado en la lucha contra la desertificación y cambio climático. Entre sus particularidades destaca la capacidad de recuperación de suelos degradados, su crecimiento y su nivel de absorción de CO2, 10 veces mayor que cualquier otro árbol, destaca el comunicado de la Udec.

Creación y expectativas

La idea de este proyecto surge luego de que dos docentes de FCF viajaran a China a fines de 2015 para obtener mayor conocimiento del cultivo de este árbol. Esto se suma a la edición de un libro sobre esta especie, editado por los académicos Fernando Muñoz y Jorge Cancino, despertando la atención de los estudiantes, quienes comenzaron a informarse y a trabajar en el cultivo de esta especie.

[Infor promoverá gestión eficiente del agua para producción de plantas nativas y exóticas en el Maule]

Durante el proceso advirtieron que el híbrido que ellos utilizan no producía semillas viables, lo que los motivó a aplicar sus conocimientos de biotecnología. “En este caso, las semillas artificiales son muy parecidas a la semilla natural, pero se hacen de forma artificial con una matriz nutritiva y adentro tiene un embrión obtenido por cultivo de tejido vegetal. Esta es una técnica que se ha utilizado en otras especies y en este caso es interesante, porque el híbrido de Paulownia que nosotros utilizamos, que no es invasor, no produce semillas viables. Entonces, mediante tecnología vegetal, se pueden obtener estos embriones y encapsularlos en esta matriz y utilizarlos como semillas naturales”, explican los emprendedores.

Ulonia, encabezada por estos dos futuros biotecnólogos, espera comenzar la venta de sus primeras plantas de Paulownia en octubre. “El próximo año, más o menos en esta fecha, esperamos postular a una aceleradora de negocios, donde ya vamos a pulir toda la parte administrativa de la empresa y esperamos poder internacionalizarlos”, comentan los estudiantes.