Puente ferroviario sobre el río Biobio

Biobío se fortalecerá como la capital logística del centro sur

Iniciativa de Corfo para mejorar la competitividad logística y potenciar el comercio internacional involucra puertos, pasos fronterizos, aeropuertos y a diversos productores de las regiones del Maule, Biobío, Araucanía, Los Ríos y de Los Lagos.

(Diario El Sur) Desarrollar una industria logística competitiva, especializada, sustentable, integrada al comercio internacional y reconocida mundialmente que contribuye al desarrollo económico de las regiones del Maule a Los Lagos, es el objetivo del Programa Estratégico Meso Regional Logístico (PEM) que ayer se lanzó oficialmente en el puerto de San Vicente, en Talcahuano. Allí concurrieron representantes de los sectores productivos y de servicios, públicos y privados de las regiones involucradas, encabezados por el intendente de Biobío, Rodrigo Díaz.

CUATRO EJES

La propuesta tiene cuatro ejes clave: infraestructura y transporte multimodal; tecnología, innovación y formación de capital humano; servicios y gestión logística, inteligencia de negocios y capital social; además de cultura logística y sostenibilidad.

Bernardo Collao, gerente de Excelencia Operacional de Svti, dijo que el 90% del comercio exterior de Chile se realiza por mar por lo que el sector marítimo-portuario tiene un rol estratégico tanto en el sistema logístico, al ser el nodo al que confluyen los diversos modos de transportes, convergen las cargas, operan los servicios públicos responsables de controles y fiscalizaciones, y se proveen los servicios privados vinculados a las actividades marítimo-portuarias, como en su rol de apoyo al crecimiento económico del país y, en este contexto, los puertos del Biobío son un ejemplo.

“Creemos que existe un gran potencial de servicio no sólo para las cargas de exportación de la industria forestal (carga base de la región), sino de otras industrias como la hortofrutícola, la salmonicultura, la vitivinícola, los berries, y la carga de importación”.

El desafío, señaló, es seguir mejorando los tiempos de los distintos flujos de la cadena logística; el financiero, el documental y el físico que muchas veces se ralentiza por los dos primeros. “Urge la sistematización de los procesos (público como privado), seguir profundizando el desarrollo de las competencias de los trabajadores del sector, mantener como un factor clave de nuestra competitividad la continuidad operacional, infraestructura, vial, ferroviaria, aeroportuaria, entre otras”, sentenció Collao.

Al respecto, el intendente Rodrigo Díaz, dijo que esta logística que en la Estrategia de Desarrollo Regional es un eje central, “debe ser puesta al servicio no solo de Biobío sino de otras regiones cuyos productos pueden salir por nuestros puertos y si esa cadena logística es optimizada va a permitir cumplir con las metas. Con esto queremos decir que la capital logística del centro sur de Chile, que es la Región del Biobío, puede ayudar a que tanto sus habitantes como los de la regiones vecinas logren desarrollar actividades económicas sustentables, nos permitan competir frente a otros países que también tienen intereses en la materia y que puedan tener mejores empleos”.

Asimismo, precisó que cuando se está mirando a una década de plazo es porque las cosas se están haciendo en serio, más allá del gobierno de turno porque son tareas relevantes que las distintas administraciones tienen que implementar. “Hoy estamos sentando las bases para esta optimización y esperamos que las metas planteadas se puedan conseguir y superar, porque en esta Mesa está integrada toda la cadena de valor de la industria logística del centro-sur del país”.

Con una inversión de $20 mil millones que la iniciativa busca apalancar en un plazo de 9 años, se financiarán los proyectos aprobados, que estaban en etapa de diseño o diagnóstico; otros ya en ejecución, así como bienes públicos e inversiones de los gobiernos regionales y que, en un 30% a 40%, corresponderán a aportes de la empresa privada, incluyendo la capacitación, en términos de capital humano.

CAMBIO CLIMÁTICO

Así lo detalló, Sergio Maureira, presidente del Programa PEM Logístico y secretario general de la Asociación de Exportadores (Asoex). “Lo que busca este programa es potenciar la infraestructura local, generar emprendimientos que puedan dar servicios de apoyo logístico-tecnológicos, que son muy importantes, porque nuestra fruticultura se está viendo impactada por el cambio climático y tenemos que adaptarnos a las zonas nuevas y esto no solo tiene que ver con la producción, la calidad de packing etc, sino con toda una industria de apoyo que si no la tenemos nuestra fruta no llega en buenas condiciones a los mercados mundiales”.

“Hoy día los costos de transporte y de logística, de fletes, incluso de salida de puertos de los arándanos de la zona de Valdivia o de las manzanas de la zona de Angol salen por San Antonio o Valparaíso, y son inspeccionados en Cabrero o en Teno”. Por ello destacó la importancia del sitio de inspección de Cabrero (Usda), que respondió a este clamor de la zona sur donde la fruta tenía que llegar hasta Teno y hace 5 años hasta la Región de O´Higgins. “Este tipo de infraestructura es con la cual nosotros queremos acompañar los programas como este”, sostuvo.

Temas Asociados