Empresas chilenas expuestas a Brasil perdieron US$1.296 millones en valor bursátil en un día

LATAM fue la acción más castigada: se hundió 6,5%. Tras las bruscas caídas, el mercado ve una oportunidad de compra en los papeles que sufrieron las mayores caídas .

(Pulso) Un positivo primer trimestre registró el IPSA en 2017: la plaza anotó su mejor arranque de año desde 1999 impulsada por las mejores perspectivas para la región gracias al repunte de Brasil y el mejor panorama político. El ánimo entre los inversionistas era optimista. Hasta ayer.

Debido a la altísima correlación que existe entre la bolsa de Brasil y la plaza local, el principal índice bursátil del país sufrió su peor sesión desde noviembre de 2016 al retroceder 1,62% a su menor nivel desde el 27 de marzo pasado, los 4.775,07 puntos. Todo esto, luego de las dudas que ayer se generaron en el mercado sobre el futuro del presidente brasileño Michel Temer en el poder.

El castigo fue mayor para las empresas con exposición a Brasil, las cuales perdieron en tan sólo un día US$1.296 millones en valor bursátil.

El mayor perdedor fue el papel de LATAM: la aerolínea se desplomó un 6,45% (ver página 16). Sonda fue la segunda que más perdió (-4,12%), seguida de Enel Américas (-3,20%), Cencosud (-3,11%), y Andina-B (-0,8%). La única compañía con exposición a Brasil que logró subir fue CMPC (0,9%).

¿Se trata de una oportunidad de compra? Desde el mercado creen que la caída que ayer sufrieron los papeles locales no marcaría el inicio de un desplome, pero sí podría ser el comienzo de una larga ausencia de ganancias como las vistas hasta abril. De este modo, creen que se abre una ventana para comprar los papeles más castigados, con miras a un repunte en la segunda parte de 2017. Eso sí, hay otros más pesimistas. De hecho, en BCI recomiendan subponderar la bolsa local porque ven una corrección para el IPSA posiblemente a 4.600 puntos. “Indudablemente los acontecimientos en Brasil fueron un driver importante para que dicha corrección comience a tomar forma”, señalan. Eso sí, ven que repuntaría incluso hasta 4.990 puntos hacia fin de año.

“Podrías estar frente a una buena ventana para comprar barato y recuperar precios en las próximas jornadas. Si miras a largo plazo Brasil venía con una tendencia al alza, al menos sus cifras así lo mostraban y en mediano plazo podrías armar posiciones que vayan de la mano con esa recuperación”, comenta Germán Acuña, analista de Fynsa.

Temas Asociados