Plan de descontaminación de Concepción Metropolitano involucra al menos 10 reuniones con empresas

Seremi de Medio Ambiente conversó con la Corporación de la Madera (Corma) y el sector portuario. Luego se reunió con representantes de Enap, CAP, Vidrios Lirquén y Cementos Biobío.

(El Sur) Son al menos diez reuniones las que se realizarán con organizaciones, gremios y empresas, en el marco de la consulta ciudadana del anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PDA) del Concepción Metropolitano. Ayer se desarrollaron las primera dos.

Primero la Seremi de Medio Ambiente conversó con la Corporación de la Madera (Corma) y el sector portuario, mientras que a la segunda asistieron representantes de Enap, CAP, Vidrios Lirquén y Cementos Biobío.

Hace una semana se inició formalmente el proceso para que la comunidad y las empresas que se encuentran dentro de las 10 comunas que abarca el plan (Concepción, Talcahuano, Coronel, San Pedro de la Paz, Lota, Hualpén, Chiguayante, Tomé, Penco y Hualqui) puedan entregar su opinión y sugerencias respecto a las propuestas planteadas en el documento.

Este contiene iniciativas para reducir, a partir de 2018 y en un plazo de 6 años, un 44% las emisiones de Material Particulado (MP) 2,5 en la zona. El plan dura diez años en total.

Para el área industrial el plan establece nuevas normas de emisión en chimeneas, la exigencia de reducir en un 30% las emisiones de grandes establecimientos industriales y la obligación de compensar en un 120% la contaminación que generan, entre otros.

Reducción

En ese contexto, la Seremi de Medio Ambiente se reunión con gremios y empresarios, a los que les dio a conocer los alcances del plan y el beneficio que tendrá la aplicación de este en las personas en la Región. Además, precisó que ya tienen un calendario prefijado para reunirse con la gran industria y otras entidades que según el anteproyecto generan el 34% de las emisiones del MP 2,5.

“Es un plan que nos involucra a todos, y todos tenemos que hacer un esfuerzo, el sector empresarial con mayor responsabilidad porque ellos tienen una actividad económica detrás de sus emisiones”, sostuvo el seremi, asegurando que se debe apuntar a un desarrollo sustentable que reduzca las emisiones en las diez comunas.

Vargas expuso que con medidas efectivas a corto plazo, como el cambio de combustible que utilizan las empresas, pueden lograr un cambio significativo en la emisión que realiza el sector. En este punto, el seremi contó que se estima que el sector deberá invertir más de US$30 millones para cumplir con las normas que serán más exigentes a las actuales.

La autoridad regional de Medio Ambiente precisó que la serie de reuniones tiene como fin aunar las voluntades de todos los sectores del área económica que tiene afectación ambiental. Vargas, no obstante, recordó que esta responsabilidad que debe asumir el empresariado debe ir de la mano de las acciones con los habitantes, ya que el 59% del aporte de MP 2,5 proviene del sector residencial.

Participación activa

Del total de emisiones que son parte del sector industrial, el 6% corresponde al rubro maderero. Es por eso que las empresas de esta área, agrupadas en Corma, aseguraron que serán partícipes activos de este proceso de consulta pública.

En esa línea, el gerente de Corma Biobío, Emilio Uribe, dijo que participaron porque consideran que son responsables social y ambientalmente de la construcción de este plan.

“La industria está bajo ciertos acuerdos de producción limpia o sustentable, donde la industria de tablero, de celulosa, aserradero, se rige por ciertos acuerdos que, además de cumplir la normativa legal vigente, también se hacen esfuerzos para ir más allá de este estándar medioambiental que hoy nos impone la sociedad en general”, declaró Uribe.

Sobre las opiniones u observaciones que ya visualizan, el gerente de Corma sostuvo que el tema de transporte de carga es un tema que les importa, debido a la relevancia que tiene en la interconexión interportuaria.

“El Material Particulado que ahí se puede emitir es importante tenerlo bajo control, y para eso vamos a conocer con más detalles de qué se tratan los mecanismos, para hacer los aportes o las observaciones que nos parezcan importantes”, sostuvo Emilio Uribe.

También aseguró que se deben “mejorar tecnológicamente los sistemas de transporte, cosa que ya algunas empresas lo están haciendo”.

Con respecto a si hay temor de que las normas al ser más duras deriven en incumplimientos que puedan ser sancionados por la Superintendencia de Medio Ambiente, el gerente de la Corma Biobío aseguró que el sector “cumple por lejos lo que hoy la propia normativa tiene”.

El seremi de Medio Ambiente recordó que paralelamente a las reuniones con el empresariado, se tiene agendadas reuniones en universidades y centros de investigación, así como con dirigentes sociales y juntas de vecinos de las 10 comunas incluidas.

Temas Asociados