Destacan potencial de la producción de maqui en Aysén

El subdirector nacional de Indap, Ricardo Vial, resaltó la importancia de transferir conocimientos para su cultivo en forma sustentable, con miras a transformar esta actividad.

La necesidad de capacitar a los recolectores de Aysén en sustentabilidad y buenas prácticas, para cuidar el maqui y potenciar su producción, fue uno de los principales planteamientos de Hermine Vogel, académica alemana de la Universidad de Talca, quien expuso sobre la domesticación de este fruto para cultivos comerciales en el marco del Taller de Internacionalización de la Agricultura Familiar Campesina Patagona, realizado en Villa Mañihuales.

Vogel fue la principal expositora de este taller que organizaron Indap y ProChile para promover el encadenamiento productivo y comercial del maqui, jornada que contó con la participación de productores, recolectores y comercializadores del fruto, profesionales del sector agrícola y autoridades como el subdirector nacional de Indap, Ricardo Vial, y el director regional del servicio, Marcelo Hernández.

Durante su exposición, la académica insistió en la necesidad de capacitar a los recolectores para cuidar el recurso, porque “el proceso industrial siempre va a necesitar un volumen determinado y eso significa que habrá que cultivarlo, tomarlo en cultivo y no solamente recolectarlo. Sin embargo, habrá una industria que paga también el producto silvestre”, consigna la nota publicada por Indap.

Desafíos de la producción

Ricardo Vial reafirmó la importancia de transferir conocimientos para el cultivo del maqui en forma sustentable, con miras a transformar esta actividad. “El desafío mayor es vender el territorio asociado al fruto. Hoy los consumidores quieren productos sanos y que prolonguen la vida como el caso del maqui, quieren saber de dónde viene, quién lo produce y que idealmente sea un campesino o una campesina, tal como lo que está ocurriendo en Aysén”, afirmó.

Añadió que la posibilidad de cultivar el maqui con cierto manejo es una gran oportunidad para los pequeños productores patagones. “Este un producto forestal no maderero que es básicamente de recolección y en la actualidad su extracción no de hace de manera sustentable, lo que en el corto plazo podría producir un problema de productividad y, por lo tanto, de alguna manera, acabarse esta suerte de boom del maqui”, explicó.

Temas Asociados