Gobierno inicia ingreso de proyectos con sus respectivos informes de productividad

Se aplicará en todas las iniciativas que involucren aspectos regulatorios y que sean preparadas por ministerios económicos. 

(El Mercurio) Fue una de las principales promesas de la Presidenta Bachelet el 21 de mayo de 2016, como parte del Año de la Productividad, y finalmente se empieza a cumplir. A partir de marzo, todos los proyectos de ley ingresados por ministerios económicos vendrán acompañados de un informe de productividad elaborado por la cartera, tal como hoy lo hacen con su informe financiero, por ejemplo.

La medida fue desarrollada en los últimos meses por el Ministerio de Economía y se aplicará en proyectos de ley que involucren aspectos regulatorios, a excepción del Presupuesto de la nación y del reajuste del sector público. En el caso de proyectos misceláneos, se deberá analizar un subconjunto de las propuestas regulatorias, priorizando los que tengan un mayor impacto potencial. Indicaciones deben ser acompañadas de un informe cuando modifiquen de manera sustancial el proyecto.

La primera iniciativa que tiene un informe de productividad es el proyecto de protección de datos personales, del Ministerio de Hacienda y que fue firmado el lunes por la Mandataria.

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, explica que, más que determinar un número, el eje central de los informes es determinar y cuantificar los beneficios y los costos que una regulación genera sobre la sociedad. Su elaboración se basó en la metodología utilizada en los países de la OCDE y mirando de cerca la experiencia de Reino Unido, Australia, Estados Unidos y Alemania.

Para ello, un instructivo presidencial estableció cinco ejes centrales que tienen que contestar en el informe: ¿Cuál es el problema que se quiere resolver?; ¿Cuáles son los objetivos que se busca alcanzar?; ¿Qué opciones o alternativas de política se han considerado?; ¿Cuáles son los probables beneficios de la propuesta? y ¿Cuáles son los probables costos de la propuesta?

Dentro de cada pregunta existen diversos subítemes, donde el ministerio tiene que identificar los incentivos a inversión, innovación, uso eficiente de los recursos, participación laboral, reducción en costos de tiempo y financiero para los agentes involucrados, así como los desincentivos. “Con ello queremos enriquecer la discusión de los proyectos de ley, aportando análisis y evidencia para mejorar la calidad de las políticas públicas”, dice Céspedes.

La responsabilidad de elaborar el informe será del ministerio que lidera el proyecto y este debe ser firmado por el ministro respectivo y enviado a la Segpres. El Ministerio de Economía asistirá metodológicamente a quienes soliciten.

Cumplidos seis meses desde la aplicación del instructivo -en el mes de septiembre-, Hacienda, Economía y Segpres evaluarán su funcionamiento y podrán ver la posibilidad de ampliar la implementación del informe de productividad a otros ministerios y organismos, además de la posibilidad de instaurarlo por ley.