Chile el mejor país de la región para hacer operaciones de fusiones y adquisiciones

El informe ubica al país en el lugar 17 a nivel mundial. De todas formas anticipa menores transacciones este año.

(Diario Financiero) Pese al momento de la economía y a las reformas que se han impulsado, Chile es considerado como el país de la región más óptimo para hacer negocios de fusiones y adquisiciones (M&A, por su sigla en inglés) y de aperturas en bolsa. Así lo señala un estudio realizado por Baker & McKenzie en colaboración con Oxford Economics, que ubica al país en el lugar 17 a nivel global con 5,1 puntos, por sobre países como Corea del Sur, Arabia Saudita y Tailania, a nivel local, lo siguen Perú en el lugar 25, Colombia en el 29 y Brasil en el 34.

Para hacer el listado, la publicación tomó indicadores como el crecimiento del país, tamaño del mercado de valores, apertura de negocios, riesgo de crédito soberano, estabilidad política, facilidad de hacer negocios y regulación de negocios, entre otros.

Proyecciones

Con todo, pese a la buenas condiciones que observan en Chile este año eso no se verá reflejado en un aumento de las operaciones.

Las estimaciones hechas por Baker & McKenzie de los deals a nivel local son de unos US$ 4.400 millones para este año ya sea a nivel doméstico o transfronterizo, número bastante menor a los casi US$ 20 mil millones anotados el año pasado.

Mientras que recién para 2018 esperan que la cifran suba a unos US$ 6.600 millones. Eso en lo que respecta a los montos, ya que el número de transacciones este año llegarían a 82, por debajo de las 96 del año pasado, mientras que para el próximo se espera que el número se eleve a 110.

A nivel de las aperturas en bolsa, el estudio es drástico y pronostica que este año no se harán nuevas IPO.

Para este ejercicio, la firma prevé que las actividades alcancen a nivel global los US$ 2,5 billones, levemente distante de los US$ 2,8 billones del año anterior.

Asimismo, mantienen cautela frente a una recuperación en la industria debido a la falta de claridad en políticas económicas.

Despejado ese camino, las firmas esperan que las operaciones globales de fusiones y adquisiciones alcancen un máximo de US$ 3 billones para 2018.

En relación a las dudas que hay sobre el gobierno de Donald Trump en Estados Unidos llevarían a que las operaciones de M&A para América del Norte se encuentren limitadas para este periodo en US$ 1,25 billones, región que aún así se quedaría con más del 50% de estas transacciones.

Temas Asociados