Uno de los tópicos que se abordaron en el seminario “Eficiencia energética, leña y contaminación”, el cual se realizó en el marco del proyecto “Observatorio de los combustibles derivados de la madera”, que ejecuta el Instituto Forestal (Infor) con el apoyo de Corfo, fue el análisis de los aspectos que permitirían lograr un uso más eficiente de la leña.

En ese contexto, Verónica Ortega, investigadora del Infor, resaltó la importancia de considerar la forma como se construyen las casas y la normativa respectiva, destacando las estrategias de diseño que pueden ser incorporadas, tal como la orientación de la fachada, la eficiencia volumétrica, la extensión de las superficies vidriadas, el uso de materiales aislantes y de sistemas de ventilaciones y de calefacción.

La profesional explicó que la pérdida de energía se produce por una aislación deficiente, y la presencia de filtraciones y humedad al interior de la vivienda, factores que repercuten en un excesivo gasto de energía para calefacción, ante lo cual se hace necesario trabajar en potenciar los componentes de la envolvente térmica.

Junto a lo anterior, resaltó que aunque se aumenten los parámetros de aislación térmica en las viviendas, si no se solucionan los problemas de infiltración, las deficiencias en calefacción no se resolverán.

En esa misma línea, la arquitecta Alejandra Schueftan, que participó en el seminario en representación de la Cámara Chilena de la Construcción, analizó el costo y el beneficio del acondicionamiento térmico versus otras acciones, como el reemplazo de calefactores y la certificación de la leña, advirtiendo que las soluciones técnicas y sus implicancias económicas son sensibles a los niveles de ingreso.

La profesional destacó que el reacondicionamiento térmico tiene el mayor potencial para reducir el consumo de leña, mejorar la calidad del aire y aumentar el confort interior.

Calefacción ineficiente

Alejandro González, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina, analizó los factores que inciden en la eficiencia y el nivel de emisiones de un calefactor.

El especialista explicó que una mejor combustión, que genera menos contaminantes, agota la leña rápido, no permitiendo aprovechar de buena forma el calor, porque la estufa a metal es un mal acumulador calórico, haciendo hincapié en que “el problema no es el uso de la leña, el problema es en qué condiciones se usa”, y en la importancia de estudiar mejoras a las estufas metálicas.

Junto a lo anterior, González manifestó que para disminuir la contaminación atmosférica, no contribuye de manera significativa el reemplazo de los calefactores, porque tiene un rol crítico la forma como estos son utilizados.