Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Foto:  FIA.
Foto: FIA.

Los beneficios de la calefacción con pellets

Este combustible muy popular en Europa y en Norteamérica, ha irrumpido con fuerza en Chile desde hace unos 10 años. Esta alternativa menos contaminante y económica se posiciona en el país.

(La Tercera) Los pellets son un tipo de combustible catalogado como biomasa sólida. Se fabrica en base a lo que es el desperdicio del proceso de aserrado de la madera, explica Juan Carlos Troncoso, presidente de Ditar Chile (Asociación Gremial de Profesionales de Climatización y Refrigeración).

Este aserrín al ser altamente prensado viene seco (por lo que contamina menos). “El uso de este combustible no es nuevo, pero se ha popularizado en este último tiempo, por las restricciones del a las fuentes fijas de emisión”, dice Troncoso.

Mónica Lespinasse, bioquímica, magíster y quien trabaja actualmente en la Facultad de Ciencias de la Universidad San Sebastián agrega que este biocombustible es un producto obtenido del prensado de aserrín polvo o virutas de madera. Toma forma cilíndrica y de tamaño estandarizado, con un porcentaje de humedad menor al 12%. La fuente de materia prima para el pellet puede proceder de la industria forestal, como residuo de sus procesos productivos y en menor cantidad de industria de muebles y artículos de madera, industria textil. También se está explorando la posibilidad de la generación de agropellet.

“Lo importante es que cumpla con los estándares de composición (forma, tamaño grado de compactación) y humedad (menor a 12%) requeridos (según los estándares internacionales) que aseguran que efectivamente cumple con su función tanto energética como medioambiental”, dice Lespinasse.

[Pequeños forestales usarán biomasa para elaborar pellet]

Recurso energético

En Chile, el uso de pellets como fuente de combustible para la generación de energía es reciente, y no supera los 10 años como alternativa para la industria y uso doméstico.

Tradicionalmente los residuos forestales eran utilizados como combustible ya sea para fuentes de generación térmica y/o eléctrica en aserraderos y plantas de celulosa pero el uso directo, sin mayor proceso de transformación, no tiene las características de energía limpia. Hoy en cambio, este recurso energético cuenta con múltiples beneficios:

-La mayoría de las estufas y calderas de pellets están totalmente automatizadas por lo que funcionan sin necesidad de nuestra intervención, de forma que ellas autorregulan la potencia y se encienden y se apagan solas.

-Es biomasa de C02 neutro, lo que ayuda a evitar la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

-No es peligroso ni produce malos olores.

-Al ser una fuente de energía renovable, las estufas y calderas de pellets están en parte subvencionadas por el Estado.

-Estos sistemas cuentan con una baja emisión de material particulado y una producción neutra de C02. Son estufas muy eficientes, ya que el pellet tiene un elevado poder calorífico (pueden llegar a los 4,9 kWh/Kg).

-Es más económico. Como referencia aproximada, 20 kg de pellets en el mercado pueden costar aprox. $4.000.

-Incorpora la tecnología suficiente, que no sólo la hace más eficiente en su operación que un calefactor a leña, también incorpora el uso de un biocombustible así un calefactor a pellet alcanzará una eficiencia del 95% en la quema del combustible contra 50-60% de los calefactores a leña tradicionales. Además, el calefactor a pellets emite menos del 10% de lo que emite un calefactor a leña tradicional, siempre y cuando se respeten las condiciones de operación y el uso de pellet de calidad.

Si sumamos al calefactor, una casa aislada eficientemente se puede llegar a un ahorro en calefacción de hasta 30%.

Calderas

La diferencia entre estufa y caldera, es que la primera quema el combustible y esto calienta el aire circundante, la caldera: normalmente calienta agua y esta a su vez se ocupa como agua caliente sanitaria (duchas) y/o para calefacción.

Cumplimiento de la normativa

Dentro de la Norma de Calidad MP 2,5 que fija la regulación a las emisiones de material particulado menores a los 2,5 micrones de diámetro, se establece como uno de sus ejes el control de emisiones residenciales (leña). Para ello, el 1 de octubre del 2014 entró en vigencia la Norma de Calefactores, que obliga a cumplir un límite de emisiones de entre 2,5g/h y 4,5g/h para las estufas a leña.

En Chile hay más de 1,5 millones de calefactores y al año se venden alrededor de 100 mil calefactores, según cifras del Ministerio del Medio Ambiente. En paralelo, el Ministerio del Medio Ambiente está impulsando un recambio de calefactores a leña por equipos menos contaminantes que incluye tanto leña como otros combustibles, entre ellos gas natural, parafina y pellet. Este año se inicia el Plan Piloto de Recambio de Calefactores para Talca y Maule, donde se destinarán $332 millones para recambiar cerca de 300 calefactores.

Los beneficiarios elegirán el combustible de su estufa, por lo que parte de ellos serán a pellet. En Talca se desarrolló un proyecto piloto por parte del Serviu donde se instalaron 30 estufas a pellet con una inversión de $40 millones.

En Temuco, en 2014 el programa de recambio de calefactores del Ministerio del Medio Ambiente instaló 137 artefactos a pellet, y otros 601 en edificios públicos con fondos del Fondo de Desarrollo Regional. Este año se está ejecutando nuevamente este programa de recambio con una inversión de $1.400 millones también multiopción.

En Coyhaique, el Ministerio del Medio Ambiente hizo el recambio de estufas a leña de instituciones públicas por estufas a pellets entre 2014 y 2015, con una inversión de $190 millones para 170 equipos.

Menos emisiones

Para Bosca, la calidad se aprecia en cada detalle de los calefactores más reconocidos: las líneas Eco y Limit de Bosca, que este año cuentan con nueva tecnología y diseño certificados por la Norma de Emisiones Chilena.

En 2014, y con el objetivo de seguir mejorando la calidad y el desempeño de sus calefactores a leña y pellet, Bosca invirtió mucho tiempo y recursos en transformar su planta, con la incorporación de tecnología y procesos de clase mundial. Esta inversión da la tranquilidad que podrá seguir cumpliendo con su compromiso de calidad, con mejores estándares: calefactores más durables, más potentes y con menos emisiones.

Los modelos más reconocidos de Bosca son Eco y Limit, en sus modelos 350, 360 y 380. Actualmente, están disponibles en el mercado los modelos Eco y Limit 350,360 los cuales están certificados y cumplen con la norma medioambiental. Ambos modelos tienen una mayor potencia, con menos emisiones que los modelos anteriores y pueden ser utilizados sin problemas en todo el territorio nacional. Pronto contará con los modelos Eco y Limit 380; así como otras novedades de desarrollo.

Temas Asociados