Académica sueca comparte investigación obre cambio climático con científicos UdeC

Se trata de la investigadora Dra. Ann Milbau, perteneciente al Centro de Investigación de Impacto Climático, del Departamento de Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de Umea, Suecia.

(Universidad de Concepción) Durante la última semana de octubre, la Facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Concepción tuvo como invitada a la investigadora Dra. Ann Milbau perteneciente al Centro de Investigación de Impacto Climático, del Departamento de Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de Umea, Suecia. La investigadora estuvo de visita durante una semana para compartir e intercambiar conocimiento científico junto al equipo del Laboratorio de Invasiones Biológicas –LIB- liderado por el profesor Dr. Aníbal Pauchard, dentro del proyecto de colaboración Suecia-Chile Swedish Research Link “Plant invasions at high altitudes and latitudes: what drives them and how to manage them?

Específicamente la Dra. Milbau se ha dedicado a comprender la relación de las invasiones biológicas en los ecosistemas subárticos, y se encuentra desarrollando métodos innovadores para el estudio de la dinámica entre las raíces y la biomasa en el suelo.

Dentro de su estadía la especialista dictó una charla a estudiantes de pre y post grado llamado “Digging deeper: roots as a key factor in ecosystem functioning”, en ella destacó que las raíces finas son un actor clave en el ciclo biogeoquímico terrestre y un componente importante de la red alimentaria del suelo.

Para comprender la investigación de la Dra. Milbau, es importante señalar que en los ecosistemas de clima frío, las raíces concentran la mayor parte de la producción de la biomasa de las plantas, lo que afecta directamente a los procesos de absorción de agua y nutrientes, la entrada del carbono al suelo y la actividad microbiana. De esta forma, la científica compartió su visión de cómo los cambios en la fenología de la raíz, es decir como las raíces cambian durante las distintas estaciones del año, pueden influir directamente en el funcionamiento del ecosistema Ártico. Para ello, entregó datos sobre un estudio reciente en el cual utilizaron las mediciones in situ para comparar el inicio, desarrollo y final de la temporada de crecimiento por encima y debajo del suelo en diferentes tipos de vegetación ártica. En este estudio, se están utilizando las últimas técnicas de medición de crecimiento de raíces mediante la observación directa y repetida del suelo, con el uso de tubos transparentes enterrados en el suelo los cuales son digitalmente escaneados en forma sistemática durante la temporada de crecimiento.

La Dra. Milbau destacó que en todos los tipos de vegetación estudiados en distintos años, la temporada de crecimiento de las raíces continuó por un período de 1,5 meses más que la de los brotes, las cuales rápidamente pierden las hojas debido al abrupto cambio de temporada en el ártico. Por otro lado, se observó una gran sincronía de la raíz y el brote de crecimiento con peaks de producción en diferentes momentos. “Nuestros datos sugieren que dejar de lado la fenología de las raíces finas, subestima seriamente la duración real de la temporada de crecimiento en el ártico y dificulta entender la respuesta que tendría la mayor parte de la biomasa ártica frente al cambio climático. Esto puede conducir a predicciones erróneas del patrón espacial del intercambio de carbono entre el ecosistema terrestre y la atmósfera”, señaló la Dra. Milbau.

El Dr. Aníbal Pauchard, señaló que este tipo de información puede ser muy útil para evaluar como los ecosistemas antárticos y subantárticos de Chile pueden responder a cambios climáticos. “Existe un importante paralelo entre los procesos de nuestros ecosistemas más australes con aquellos del ártico, por lo que debemos potenciar estudios comparativos entre ambos sistemas”, destacó.

Temas Asociados