Foto: Archivo Lignum
Foto: Archivo Lignum

Solo un 0,45% de las denuncias por incendios forestales terminaron con una sentencia condenatoria en 2013

Tres personas, de un total de 34 imputados formalizados, fueron declaradas culpables por estos delitos durante 2013.

(El Mercurio) De un total de 897 denuncias recibidas por el Ministerio Público, el 0,45% terminó en sentencia condenatoria en el período comprendido entre el 2 de febrero y el 22 de diciembre del año pasado, según cifras de la Fiscalía Nacional.

Estos requerimientos judiciales permitieron formalizar a 34 imputados por estos delitos en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Libertador Bernardo O’Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía, Los Lagos, Aysén y Los Ríos.

La mayor cantidad de casos se ha registrado en la IX Región (La Araucanía) con 299 siniestros, que representan el 33,33 por ciento de las denuncias. Le sigue la Región del Biobío (VIII), con 284 casos (31,66%). En la primera de estas regiones fueron formalizadas solo 11 personas, pero aún no hay resultados. Mientras que en la Octava Región solo un individuo fue formalizado en el período indicado y tampoco hay sentencia condenatoria o absolutoria.

Tres personas fueron condenadas, un caso corresponde a un incendio ocurrido en la Cuarta Región (Coquimbo) y dos en la Sexta (Libertador Bernardo O’Higgins), según las cifras entregadas por el Ministerio Público.

En el mismo período, se han conseguido tres acuerdos reparatorios y en 26 casos se ha aplicado la facultad de no investigar por parte de los fiscales.

Casos emblemáticos

En el caso del siniestro que afectó en diciembre de 2011 y enero de 2012 a 17.609 hectáreas en Torres del Paine, en Magallanes, hubo un acuerdo.

El turista israelí Rotem Singer (23), quien provocó el fuego tras quemar un papel higiénico, se comprometió a pagar $5 millones y a trabajar para ayudar en la reforestación del parque. Hoy, el Estado intenta que los tribunales acojan además una demanda por daño ambiental en su contra, al ser rechazado esto en primera instancia.

No tuvo la misma suerte del ciudadano israelí el chileno Carlos Cifuentes Cifuentes (37), a quien la fiscalía decidió llevar a juicio oral por el incendio que arrasó con 25.100 ha en Quillón, Ranquil y Florida, en Biobío, en la misma fecha que lo de Torres del Paine.

El Ministerio Público pide 13 años de cárcel y la audiencia de preparación de juicio se realizará a fines de este mes. Se le acusa de causar este incendio y otro, y por la muerte de una persona a causa del siniestro forestal.

Mientras que por la muerte de siete brigadistas forestales ocurrida en Carahue (La Araucanía) no hay responsables. La tragedia ocurrió el 5 de enero de 2012, por los mismos días que los incendios anteriores, y hasta ahora se ha determinado que fue intencional, pues hubo varios focos.

El fiscal Luis Torres detectó que hubo fallas de comunicación entre la aeronave de apoyo y los combatientes. Uno de ellos estaba ebrio. Pero sobre los responsables del origen del fuego, no hay resultados. La causa sigue abierta.

Archivo provisional

El 90,32% de los casos denunciados el año pasado fueron enviados al archivo provisional por los fiscales que los investigaron.

Temas Asociados