Vicente Navarrete apuesta fuerte por negocios inmobiliario, forestal y algas

Aunque está cercano al retiro, el empresario está entusiasmado con estos proyectos, aunque sin descuidar Sintex –matriz de Oxiquim–, que es el fuerte de sus negocios.

Estrategia
Dichoso de la vida y pronto al retiro se encuentra el reconocido empresario y emprendedor Vicente Navarrete Marinot, controlador de Sintex con un 94%, matriz de la empresa química Oxiquim, pero a la vez dueño de diversos negocios que hoy lo tienen muy entusiasmado.

Ingeniero químico de la Universidad Católica, y cerca de cumplir 87 años, sostiene que está muy tranquilo, porque sus empresas quedarán en manos de sus dos hijos, los que afirma están muy preparados. Sin embargo, enfatiza que seguirá haciendo cosas, pues “cuando uno deja de trabajar se muere altiro”.

Ya con 60 años como empresario, relata sus inicios. “Comencé con mis negocios en 1950 y nunca trabajé como empleado, pues inmediatamente que salí de la universidad inicié mis emprendimientos. Tenía muy poca plata, pues mi padre era arquitecto del Ministerio de Obras Públicas. Pero yo tenía en la cabeza la idea de trabajar con algas marinas, tema que lo vimos en mi último año de universidad. Primero partí exportando unas que eran pardas, y aprendiendo del tema, pues en esos años se sabía casi nada. Hicimos alginato de sodio, que es una goma que se extrae del cochayuyo y de los güiros”.
Explica que “el alginato de sodio, que fabricaba en Peñaflor, se lo vendía a un socio para que hiciera champú, pero pasados seis años continué el negocio solo. Luego tuve la suerte de descubrir unas algas nuevas, que eran rojas, y así empecé a exportar a Estados Unidos. Y de ahí en adelante mejoró mi panorama, y comencé crecer sostenidamente, hasta llegar a ser lo que hoy somos”.
Respecto a la sucesión comenta: “Mi hijo mayor, Vicente (Navarrete Rolando), asumió como presidente de Oxiquim a mediados de este año, y yo permanecí como presidente de Sintex. Sin embargo, el 2012 espero estar descansando. Mi segundo hijo, Javier, es director de Sintex y Oxiquim, pero él principalmente está a cargo de los negocios inmobiliarios”.
—En el ejercicio 2010 el holding Sintex tuvo ventas por unos US00 millones. ¿Cuáles son las proyecciones para este año?
—Como el escenario externo está complicado, para mí son buenas perspectivas mantener nuestro nivel de ventas, o crecer entre un 5% a 10%. En el primer semestre los ingresos sumaron 8.993 millones (unos US49 millones), con una leve caída de 2,2%. Las utilidades llegaron a .089 millones, una baja de 34%, todo en el marco de un mercado más competitivo y por las variaciones en el tipo de cambio.
—¿Cuáles son los principales proyectos que manejan?
—Nuestro objetivo es reforzar las actuales líneas de negocios, para lo cual estamos invirtiendo entre US0 millones a US0 millones al año.
—Ustedes desarrollaron recientemente un terminal marítimo en Mejillones junto con Royal Vopak. ¿Cómo se ha desarrollado este negocio?
—En este terminal estamos principalmente bajando combustibles para la minería, que es lo que está empujando el negocio. En este proyecto ya hemos invertido unos US0 millones, pero sigue avanzando.
—Y el terminal de Arauco…
—En este se están desembarcando productos químicos líquidos para fabricar resinas, las que posteriormente vendemos a la Forestal Arauco para sus maderas aglomeradas.
—¿En qué están trabajando en Quintero?
—Aquí se desembarca todo el gas de Gasmar, el que posteriormente se trae a Santiago.
—Con toda esta infraestructura de terminales marítimos, ¿qué lugar ocupan en el mercado?
—Somos los más grandes en muellaje y almacenaje de graneles líquidos. Este es el negocio que hoy pesa más en los ingresos de la compañía, el que debe representar en torno a un 30% del total. Pero esto es muy variable.
—¿Cómo ha estado el negocio de resinas?
—Ha tenido un desarrollo positivo, pues tenemos importantes clientes como Arauco. Sin embargo, tiene muchos vaivenes, por lo que hay que estar preparados.
—¿Y el de plásticos que tienen en Quilicura?
—Ha estado bastante decaído, pues están entrando muchos productos chinos.
—Ustedes tienen instalaciones en Perú, Brasil y China. ¿Están mirando nuevos países?
—Estamos en una relativa calma, por la situación externa. Estuvimos hace un par de años en Argentina, pero nos salimos. La opción más interesante ahora es Colombia.

Pasión Inmobiliaria

—¿Qué proyectos tienen para Sixterra?
—Aquí estamos creciendo mucho. Estos son terrenos que pertenecen a Sintex, y son para hacer negocios inmobiliarios. Son alrededor de 300 hectáreas distribuidas en el país, las que tenían por fin ser usadas para la expansión de plantas.
En la inmobiliaria Vinama (Vicente Navarrete Marinot) –que está fuera de Sintex, al igual que Gesterra–tenemos más de 800 hectáreas. Por ejemplo, hicimos en Viña un edificio de 25 pisos, estamos construyendo otro de 23 pisos y otro de 16 pisos. También estamos haciendo iniciativas en Concepción.
En Santiago tenemos un proyecto de 1.200 casas en La Florida, lo que implica una venta de unos US50 millones. Tenemos aprobados el anteproyecto de edificación en la Municipalidad, el impacto de transporte urbano y el ambiental.
—¿También desarrollan proyectos forestales?
—Tenemos Algina, que son como 3.000 hectáreas en Puerto Montt, que son básicamente eucaliptus. En Panguipulli poseemos otras 1.500 hectáreas, y además operamos en Concepción.
En Puerto Montt “chipeamos” los eucaliptus, y en una caldera los quemamos, y con ello nos autoabastecemos totalmente de energía en Gelymar.

Algas con Potencial

—¿Y cómo va su negocio de las algas?
—En Gelymar tenemos una fábrica en Puerto Montt, y una Porvenir que se llama Magela (Marine Gel Antartic). Este es un negocio personal, pues no está dentro de Sintex.
En Gelymar tenemos ventas por unos US5 millones al año, y para 2012 pretendemos llegar a US0 millones, de los cuales un 95% se exporta. Producimos carragenina, que es una gelatina que se usa en productos alimenticios, tanto lácteos (yogur) como cárneos (en pavos, para que no estén secos).
—¿Qué otro negocio le gustaría desarrollar?
—Bueno, antes de morirme (se ríe), me encantaría desarrollar temas de I+D, que es lo que está “pegando”, pero por sobre todo potenciar mi negocio de algas, que es como volver a mis orígenes.

Temas Asociados